Skip to content

Óscar Martínez: “Fue un partido bastante fácil a nivel arbitral”

Maio 10, 2013

  • “Es importante para un árbitro ser autocrítico para mejorar”.
  • “El aspecto psicológico diferencia a un árbitro bueno de uno superior”.
Óscar, Alberto y  Adrián con las capitanas

Óscar, Alberto y Adrián con las capitanas

 

Redacción

El santiagués de 27 años Óscar Martínez Santos arbitró la final de la Primera División Femenina, antes conocida como Superliga Femenina, entre el Athletic Club de Bilbao y el FC Barcelona ante 30.000 aficionados. La cita tuvo lugar el pasado domingo en San Mamés. El triunfo fue para las catalanas que vencieron a las leonas por 1-2 ante su público, que llenó la Catedral.

Dicen las crónicas que la entrada supuso una cifra récord para el fútbol femenino en nuestro país. Rojiblancas y blaugranas no defraudaron, pero desde Galicia el protagonismo es para el trío arbitral y no por sus errores, si no por su simple presencia. Al jugarse la final en tierras vascas, el Barcelona pidió que dirigiese el encuentro un colegiado de otra delegación territorial y no uno de la local como es habitual, evitándose así suspicacias. El trío arbitral seleccionado fue gallego y estuvo compuesto por: Óscar Martínez Santos, auxiliado por Alberto Zas Varela y  Adrián Fernández Lodeiro, todos ellos de la territorial de Compostela.

 

¿En qué categoría pita habitualmente?

Tercera División.

 

¿Este ha sido partido más importante que ha pitado hasta ahora en su carrera?

Importantes son todos, ya que en todos los partidos los equipos se juegan algo. A nivel mediático, sí. La repercusión mediática, que no la presión personal, ha sido mucha.

 

¿Se lo pusieron fácil las dos escuadras o tuvo que afrontar decisiones complicadas?

En realidad fue un partido bastante fácil a nivel arbitral. No hubo jugadas polémicas y con los dos equipos se comportaron de un modo fantástico.

 

Supongo que no era su primer partido entre féminas ¿no?

No. En absoluto. He pitado bastantes encuentros de Segunda División Femenina. También fases de selecciones territoriales de categorías Sub 16 y Sub 18 donde competían, además de la selección gallega, las cántabras, mallorquinas, extremeñas, madrileñas, etc.

 

¿Ha detectado alguna diferencia como colegiado a la hora de pitar partidos masculinos o femeninos?

La mayor diferencia entre un partido masculino y femenino es física. En términos técnicos o tácticos son parecidos. Sí es cierto que, quizás, exista un mayor respeto al colegiado por parte de las chicas. Ante jugadas que están al límite protestan, pero con más respeto que los hombres.

 

Con respecto al partido de San Mamés, ¿el hecho de que sea una final hace crecer el peso de la responsabilidad en un colegiado?

Lo que hace es que todos vayamos más centrados. Sabes que está en juego un campeonato, un título. Todos acudimos más centrados, desde los delegados, a los equipos, los árbitros, los jueces de línea, hasta el público… No existe una mayor dificultad, pero sí más responsabilidad, por eso lo enfrentas más concentrado, estás mucho más metido en el partido, lo que hace que aciertes más en las decisiones. Son partidos con una tensión máxima en los que estás centrado desde el minuto uno. Yo diría que estás en tensión antes, durante y después del partido.

 

Lleno en San Mamés para asistir a la final de la Superliga 2012-13

Lleno en San Mamés para asistir a la final de la Superliga 2012-13

 

En términos de afluencia de público, las crónicas hablan de la cita como histórica. ¿Qué 30.000 ojos analicen sus decisiones hace que la preparación interior del colegiado sea diferente o es un partido más?

A nivel mediático es un partido con más ojos mirándote. Pero a nivel personal es una preparación que llevas a priori. Las decisiones son más discutidas, pero igual de importantes. Hay más personas que analizan lo que haces. Pero el análisis que haces interior es igual o mayor. La diferencia está en la respuesta por parte del público, pero a mí no me afecta el feedback. Arbitro igual que en otro partido. La preparación es la misma.

 

¿Cuándo termina un partido usted, como árbitro, se autoanaliza o prefiere seguir sin pensar si hubo cosas mejorables en su actuación?

No. Yo siempre me analizo. Soy una persona muy autocrítica. Busco los fallos que he tenido para analizarlos y no repetirlos. Soy árbitro y tomo cientos de decisiones durante un partido, por lo que puedo estar equivocado en alguna. Puede pasar. Analizo cómo actué en aspectos físicos, tácticos e incluso en el psicológico, en el trato con los jugadores. Siempre tendremos algún error en la gestión de jugadas. Lo más importante para un árbitro es ser autocrítico para mejorar.

 

No gestionar correctamente el aspecto psicológico en un terreno de juego puede hacer que un partido se le vaya de las manos a un colegiado, ¿es tan importante como parece esa gestión?

El nivel psicológico de un árbitro debe estar al  mismo nivel que el físico y táctico. Son muchas personas en una cancha y un árbitro debe ser algo psicólogo, debe analizar lo que pasa y dar la respuesta más adecuada a cada acción. Físicamente has de estar a tope, pero creo que el aspecto psicológico diferencia a un árbitro bueno de uno superior. Manejar psicológicamente un encuentro es lo más importante para llevar un partido. Marca la diferencia, entre un árbitro bueno y uno superior.

Advertisements
No comments yet

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: