Skip to content

Ana Zardaín: “No me gusta que la noticia sea que pite una mujer, y no el intercambio en sí, pero lo entiendo”

Abril 14, 2013

    • “Los intercambios buscan que no baje la calidad, que haya competitividad, los veo positivos”.

    • “Cuando una chica empieza te pregunta si puede llegar a Primera, un chico pregunta cuánto tardará en llegar”.

    • “Cuando ya sea normal que las chicas arbitren todo se normalizará y se dará menos visibilidad, todo será más natural”

Ana Zardaín, árbitro

Ana Zardaín, árbitro

Redacción

Después del que el próximo domingo 14 de abril de 2013 Ana Zardaín pite el inicio del encuentro entre el R.C. Celta B SAD y el C.D. As Pontes, su nombre quedará escrito para siempre en la historia del arbitraje gallego. Esta catalana de 34 años se convertirá en la primera colegiada en dirigir un partido del grupo gallego de Tercera División. El intercambio de colegiados ideado entre los comités gallego y catalán lo hace posible. Es una experiencia pionera que busca motivar a aquellos que, por edad, no puede aspirar a subir de categoría.

Ana lleva respirando fútbol desde niña. Aunque practicó otras modalidades deportivas como la natación o el atletismo, el balompié fue la actividad que terminó por conquistarla. Primero lo hizo como jugadora y luego como árbitro. Su relación con el colectivo arbitral va más allá de los terrenos de juego y llega al ámbito familiar. Zardaín comparte proyecto vital con el ex colegiado David Miranda Torres, quien hasta el pasado año pitaba en Segunda División. De hecho, su esposo ha dirigido partidos del primer equipo celeste y ahora ella le toca ponerse al frente de un cruce del filial vigués.

¿Es consciente de que este fin de semana entrará en la historia del fútbol gallego como la primera mujer que arbitra un partido de Tercera División?

Sí. Entiendo perfectamente que al no ser una cosa común, ni habitual, exista un poco de interés sobre el tema. Pero no me acaba de gustar que la noticia sea que vaya una mujer, y no el intercambio en sí. Lo entiendo, pero si intentas normalizar el tema y que seamos todos compañeros debería dar igual que fuese hombre o mujer.

Cuando los colegios gallego y catalán articularon esta fórmula de intercambio ¿qué le pareció?

Había que cumplir unos requisitos, por ejemplo ser mayor de 30 años, ya que los menores de 30 tienen otro tipo de promoción. Ellos tienen opción de subir a Segunda División B. Al ver que la competición menguaba mucho en atractivo cuando eras mayor de 30 años y no podías acceder a Segunda B, se pensó en modos para que los árbitros tuviésemos ese punto de competición o de motivación dentro de Tercera División. Así se creó este tipo de intercambios con otras delegaciones. Se trata de otro tipo de partidos, cambias de territorio y puedes vivir otras experiencias. De momento ha tenido una acogida bastante buena, ya que cuando a los árbitros nos ofrecen la posibilidad de hacer el intercambio vamos como locos. Económicamente no compensa, ya que nos cuesta dinero, por las dietas, vuelos, alojamientos… pero la experiencia sí compensa. A la larga hacer muchos intercambios no compensaría por el gasto, pero el primer partido sí. La gente se apunta encantada.

Una vez puesta en marcha, ¿cómo valora esta iniciativa de intercambio territorial?

Se busca que no baje la calidad, que haya competitividad. Yo lo veo positivo.

¿Ha podido hablar con otros compañeros que ya hayan arbitrado en Galicia bajo este modelo? ¿Qué le han contado sobre la experiencia?

Que es buena. Desde los comités se intenta acoger al árbitro que llega de fuera, los equipos se comportan incluso mejor. Nos facilitan la tarea.

¿Cuándo y cómo llega usted al arbitraje?

Hace ya 20 años que estoy arbitrando. Empecé en 1993. Yo jugaba al fútbol en el Mercat Nou de Barcelona. Estuve entre cuatro y cinco años compaginando ambas facetas, la de jugadora y árbitro, pero cuando subes a determinadas categorías ya no puedes tener ficha federativa como jugadora y como árbitro. Has de elegir.

 

¿Cuándo asciende a Tercera División?

Subí a Tercera División en 2010.

Ana Zardaín, árbitro

Ana Zardaín, árbitro

Dentro del fútbol actual, en España,  ¿en qué rol cree que una mujer tiene más posibilidades de llegar a grandes metas, como jugadora, como colegiado, como gestora, o en algún otro?

Esa es la pregunta del millón… Se hacen trabajos discretos. No hay grandes cuotas, pero se fomenta que se incluya a la mujer. Se acude a colegios, institutos, universidades, clubes deportivos y se intenta captar a niñas jóvenes para que se introduzcan en el mundo deportivo la competición femenina. En Cataluña hay solo un 2% de árbitros mujeres. El año pasado conseguimos 70 niñas en un año, fue un éxito tremendo. Hay que hacer las cosas despacio, si lo haces de otro modo parece que quieres meter a la mujer con calzador. En Madrid, María Luisa Villa está colaborando con la española. Entre otras cosas está haciendo una base de datos para realizar un seguimiento de futuro a las chicas. Alemania en el 91 hizo una campaña similar con un campus intensivo para fomentar el arbitraje femenino, de ahí salieron muchas de las que ahora destacan.

 

En Cataluña en 2012 solo el 3% de los árbitros de fútbol son mujeres ¿En qué cree que radica el motivo de que todavía no sean más?

Hay una parte que depende mucho de la propia mujer. Las pruebas físicas, son las mismas que los chicos, y eso nos condiciona a la hora de ascender. No eres la mejor y te quedas por detrás. Das los mínimos, pero no llegas a los máximos. Sin embargo, creo que el principal motivo es la desinformación. El reglamento no prohíbe que pueda pitar una mujer en categoría masculina. Aún así, cuando una chica empieza te pregunta si puede llegar a Primera División, cuando empieza un chico pregunta cuánto puede tardar en llegar a Primera División. Yo no soy partidaria de que haya diferencias. Pero reconozco que cuando hablamos de una representación de solo un 2-3%, si no haces campañas, no consigues resultados. Hay que diferenciar al inicio y darle visibilidad al colectivo femenino, pero a la larga no debe ser así. En unos 5-7 años el trabajo con estas chicas en materia de visibilidad y apoyos se verá y todo se normalizará. Si el número de chicas aumenta, se normaliza y se debería limitar ese plus de visibilidad. Sin embargo, si no se hace así ahora, en este momento, estas chicas no saldrían. Yo misma me apunté en una campaña así. Falta información. Cuando ya sea normal que las chicas arbitren todo se normalizará y se dará menos visibilidad, todo será más natural.

¿Cuál es la categoría más alta en la que ha arbitrado una mujer en España?

Carolina Doménech Ceballos es la que ha llegado más alto. Alcanzó la 2ª División B. Pero ya se retiró. Ahora hay unas cinco árbitras en Tercera y son internacionales. También hay entre cinco y seis asistentes en 2ª División B. Luego está el caso de María Luisa Villa, asistente, que llegó a Primera División, pero no llegó a debutar al no superar unas pruebas físicas.

¿Qué metas se plantea dentro de su trayectoria como colegiada?

El año pasado intenté llegar a la internacionalidad pero no pude acceder. Actualmente están las cuatro plazas ocupadas. Me gustaría, pero lo veo difícil. Las cuatro lo están haciendo muy bien y además están muy bien consideradas. Tengo posibilidades hasta los 37 años y ahora tengo 34. Creo que me retiraré en Tercera, no puedo ascender por edad.

Advertisements
No comments yet

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: