Skip to content

Mercé Barrientos: “En la Federación Galega de Taekwondo funcionaríamos sin presidente”

Xullo 18, 2011

>> La presidenta de la Federación Gallega de Taekondo, Mercé Barrientos, defiende el trabajo en equipo y que los directivos sean los más ‘pringados’. Cuanto más arriba, más entrega, sostiene

>> “Reniego del despotismo ilustrado, ‘todo para el pueblo pero sin el pueblo’. Si no eres capaz de escuchar tu colectivo, intentes trabajar para ellos”, afirma.

>> “Ojalá consigamos que Andrea Rica y Fani Hernández estén en el preolímpico europeo que se celebrará en enero”, confía.

>> “Me gustaría que me viesen como una persona honesta. La honestidad hay que tenerla y demostrarla. Hasta tu oposición tiene que tener el convencimiento absoluto de que eres honesta con el dinero y en lo deportivo”, anhela.


Mercé Barrientos

Mercé Barrientos

Mercé Barrientos / FOTO: FEDERACIÓN GALLEGA DE TAEKWONDO

Silvia Carregal

Desde julio del 2003, Mercé Barrientos, maestra de educación física que da clase desde hace 15 años en un instituto de Redondela, es presidenta de la Federación Galega de Taekwondo (TKD). El colectivo cuenta en Galicia con 4.731 licencias y 46 clubes.

La gestión de la Federación Galega de Taekwondo es un referente para otras federaciones. ¿Cuál es el secreto?

Todos están para lo que les pida. Para trasladar deportistas, cargar material, organizar campeonatos … No están solo para un cargo. Entiendo que el grado de satisfacción del colectivo es alto, siguen pensando que vale la pena seguir.

Gusta de trabajar en equipo. ¿Qué estrategias emplea para conseguir la implicación del grupo en el proyecto que lidera?

Pensé que había que encontrar algo que hiciera que a la gente le compensase estar en uno de deporte tan duro, con lesiones, y que no te da nada económicamente. Ese algo que fueron dos cosas. Una, la autoestima de pertenencia a un colectivo que tiene calidad, que puede competir con cualquiera. La otra es la consciencia de que los que están más arriba en el organigrama que dirige, son los más pringados. Que la gente tuviese bien claro que ser vicepresidente o director técnico significaba un sacrificio mayor que ser un entrenador de club. Que se supiese que esa gente iba a tener que dar más, sin recibir nada. Y quedó claro.

¿Qué proyectos o retos tienen ahora por delante en la gallega de taekwondo?

A corto plazo empezamos con los cursos de técnicos de nivel 1, 2 y 3, que serán desde julio hasta fin de año. En Ribeira organizamos el campamento El sueño olímpico. Allí los chicos gallegos se juntan en un camping para compartir entrenamiento con chicos de otras partes de España y del mundo, y también con grandes figuras del taekwondo, deportistas y preparadores. También estamos organizando unos cursos de técnicos de aikido. Seremos la primera federación en España que lo va a desarrollar. Estamos preparando el viaje de los miembros de la selección sub-21 la Corea. Marcharán en julio a participar en el open de Chunchon. También entrenarán en una universidad coreana. Allí el deporte de alto nivel, como en Estados Unidos, está en las universidades. Esta actividad es un estímulo altísimo.

¿Y a largo plazo?

Espero tener que preparar a las posibles candidatas a participar en el preolímpico europeo a que se celebrará en enero. Ahí tenemos dos deportistas que estarían en cabeza para ser convocadas, que es Andrea Rica y Estefanía Hernández. A ver si conseguimos que alguna de las dos esté. Acabamos de entregar el proyecto para el centro gallego de tecnificación deportiva, para septiembre. Empezamos en el centro gallego de tecnificación deportiva en 2004, y actualmente prácticamente todos los medallistas europeos y mundiales que tenemos salen de los que entrenan en este centro, que creemos que es fundamental para el deporte de alto nivel. Como ahora mismo en el centro de tecnificación solo tenemos entre 20 y 30 deportistas, tenemos también un proyecto de escuelas de tecnificación. Empezamos este año haciendo concentración de tecnificación por provincias con chicos mayores de diez años. En estas citas tratamos de que vayan cogiendo la información técnica más necesaria. También nos sirve para detectar nuevos talentos e ir incorporándolos a programas de alto rendimiento.

¿De sus federados, cuántas son mujeres?

Alrededor de un 40% de deportistas. En los equipos técnicos de la gallega aprobamos una norma hace un año de que en todas las selecciones gallegas tenía que haber técnicos femeninos. Ahora en todas las categorías hay entrenadoras mujeres, además de hombres. No es exactamente una política de paridad. Por ejemplo, en el centro de tecnificación la adiestradora responsable ahora mismo es una mujer, Belén Asensio, el cual no implica que tenga que haber una mujer y un hombre, que los hay. Lo que sí tratamos es de garantizar que las mujeres estén, porque es el colectivo que en deportistas tenemos un poco menor, pero en técnicos, bastante menor, cuando hay muchas competidoras. No tiene lógica que ellos sí deriven a cometidos técnicas y las no. En el arbitraje hay bastante paridad, nunca hizo falta ninguna norma discriminadora.

En términos de competición, ¿Cómo calificaría el nivel de los taekwondistas gallegos en este momento?

Yo soy de la teoría de que un campeón del mundo sale en casi cualquier sitio. Quiero decir, que cuando alguien tiene una cualidade tan excepcional que es sobresaliente, esa persona va a salir a pesar de que muchas no estén en el mejor club,nin tengan el mejor adiestrador. Va a destacar igual. Por eso para mí esos resultados no avalan un trabajo. Intentamos valorar las cosas en función de la escuela que se hace. Puedes no tener un megacrack porque no se dio, pero si todos tus alumnos y competidores tienen un nivel medio-alto en todos los equipos, es que hay un trabajo bueno detrás. Eso es el que pasa en la Federación Gallega de Taekwondo, independientemente de que luego aparezcan deportistas como Fani Hernández, u otro prototipo de medallistas internacionales, deportistas brillantes que llegarán a grandes metas con un poco de ayuda. Detrás de ellos hay un colectivo de deportistas de nivel medio-alto que hacen que Galicia destaque, lo que quiere decir que hay un trabajo técnico detrás importante.

¿Tienen medios para ayudarles a los nuevos en su mejora como deportistas?

Recuerdo ir entrenar a Portugal y escuchar muchas veces la frase: “Senhor treinador, não há condições“. Y el entrenador al que se dirigían era un hombre con Campeonatos del Mundo, laureado, que estaba entrenando en la terraza de su casa, solo, sin recibir subvenciones o ayudas. Cuando le decían que no se daban las condiciones, le daba la risa. Los medios son los que hay, evidentemente, si puedes disponer de más ayudas, más recursos, más materiales, etc, evolucionas más rápidamente y con más facilidad. Lo que se precisa para hacer deporte es la motivación y la calidad técnica. Eso es indispensable y lo tenemos, y además tenemos la ayuda de algunas instituciones como la Xunta. En la Federación hoy en día sobrevivimos gracias a las aportaciones de la Secretaría General para el Deporte. La falta de ayudas no nos impide hacer una concentración de detección de talentos, porque medir un salto horizontal no requiere más que tener una cinta métrica y un técnico que sepa cómo medir y cómo se tiene que ejecutar. A veces se le echa la culpa a los medios y no es tanto una cuesión de medios como de organización de los medios de los que se dispone. Nosotros tenemos gente con ganas de trabajar, tenemos material humano y tenemos medios porque también nos preocupamos de invertir el dinero que se nos da en conseguir el mejor material para nuestros deportistas, como petos electrónicos, sistemas de revisión en video, etc. Intentamos, con gestión, conseguir sacar el máximo partido a los medios que tenemos.

Mercé Barrientos

Mercé Barrientos

Mercé Barrientos / FOTO: FEDERACIÓN GALLEGA DE TAEKWONDO

Cuentan de Usted que es una mujer firme, trabajadora, directa y honesta…

Creo que tengo muchos defectos y alguna virtud. Entre ellos está que no suelo mentir, lo cual es una virtud y un defecto. A veces es mejor ser más escurridizo. Pero lo que tratamos de hacer desde la Federación Galega de Taekwondo es mostrar que hacemos un trabajo honesto, que los medios que solicitamos los pedimos estrictamente para el fin que explicamos. Tratamos de ser generosos con los que nos apoyan, por ejemplo nuestros patrocinadores (Pescanova y Caixanova) están presentes en camisetas, en la furgoneta, en los tapices, etc. Tratamos de responder con gratitud a los apoyos que recibimos y de aportar una perspectiva honesta sobre lo que necesita nuestro deporte. Me me gustaría ser definida con esa palabra: honestidad.

En 2010, la Asociación Galega de Xestores Deportivos le otorgó el Premio Galicia el mejor gestor deportivo. ¿El reconocimiento de los compañeros sienta mejor?

Sinceramente, cuando me concedieron ese reconocimiento dije que era injusto, mi padre no, él estaba convencido de que era muy merecido (bromea). Pero yo veo compañeros en las federaciones que aun tienen una dedicación más mayor que la mía. Y por otra parte, nuestra federación es relativamente pequeñita, y hay quien gestiona instituciones con presupuestos de millones de euros, instalaciones complicadísimas de manejar… Creo que nosotros somos muy pequeños para darnos ese reconocimiento. En todo caso, pienso que ese reconocimiento no debería ser personal. Yo, Mercé Barrientos, persona individual, no habría conseguido nada. Se trata de un trabajo absolutamente colectivo, tanto, que yo a veces bromeo un poco en serio con la posibilidad de que fuesemos la primera federación en la que no exista presidente. Creo que podríamos prescindir de esa figura y todo seguiría funcionando al día siguiente.

¿Qué características marcan el hacer de un gestor?

Lo que le pido a la persona que me continúe en la Federación es honestidad cien por cien. Hay que tenerla y demostrarla. Hasta tu oposición tiene que tener el convencimiento absoluto de que eres honesta con el dinero y en lo deportivo. Tienes que tratar por igual a todos los clubes, sean más próximos o menos. Los deportistas no pueden pagar el precio de las discusiones federativas. También le pediría dedicación. En mi caso, casi todo el tiempo libre lo dedico al taekwondo. Somos directivos no profesionales, tenemos otros trabajos y eso ya nos resta dedicación al trabajo federativo. También hace falta algo de sentido común. Reniego del despotismo ilustrado, “todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Si no eres capaz de escuchar tu colectivo, intentes trabajar para ellos.

 

DIFÍCILES PRIMEROS PASOS EN EL CARGO

Mercé Barrientos: “Mis compañeros dudaban si se me respetaría por ser mujer”

Llegó a la presidencia de la Federación Galega de Taekwondo “accidentalmente” y lleva ya ocho anos en el cargo

Mercé Barrientos

Mercé Barrientos

Barrientos junto al secretario Xeral para o Deporte de la Xunta, Ramón Lete / FOTO: FEDERACIÓN GALLEGA DE TAEKWONDO

Cuenta Barrientos que su llegada a la presidencia de la Federación Galega de Taekwondo “fue accidental”. Era maestra y competía. “Un grupo pensamos que la Federación podía mejorar en cuanto a la gestión para con sus afiliados, la transparencia, la participación en eventos… Al final se convocan elecciones, buscamos una alternativa y presentamos a un candidato que se echó atrás. Dentro del colectivo que queríamos el cambio yo era la que tenía más tiempo libre, el resto tenían clubes, ocupaciones de fin de semana. Tenían que llevar a los chicos a competiciones… Decidí que me presentaba y luego se lo conté a mis compañeros y les pedí su apoyo. Hice una reunión en la que expliqué que me presentaba. En ese momento, Cortegoso, puede que el más amigo de los presentes dado que llevábamos 20 años compitiendo juntos, me dijo: ‘No te voy a apoyar porque si te apoyo van a tomar represalias y mis alumnos van a pasarlo fatal”, así de complicados fueron sus primeros pasos hacia la presidencia de una federación al frente de la cual lleva ahora ya ocho años.

En su relato de aquellos días complicados Mercé Barrientos explica: “Les dije que igualmente me iba a presentar y que si se escogía lo mismo, que no se habían quejado. En otra reunión un buen amigo (alguien que luego fue vicepresidente conmigo como presidenta, y director técnico) me preguntó si yo creía que siendo mujer las instituciones me tomarían en serio. Él tenía realmente esta duda. No lo decía por no estar seguro de mi capacidad. Dije que las mujeres llegaron más tarde el ámbito laboral, el académico, y en el deporte también tendríamos que andar camino. Sabía que era una preocupación honesta, que para nada se planteaba con ánimo de dañar. Finalmente me apoyaron. Ahora esto funciona como un colectivo grande. Todos aportan, o sería imposible”, asegurá Barrientos.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: