Skip to content

Mujeres futbolistas

Xuño 30, 2011

Xaime Calviño

Periodista *

Treinta y cinco años después de la muerte de Franco, las mujeres no pueden ejercer la profesión futbolística en España. Pueden vivir del trabajo que se propongan, pero no de darle patadas a un balón. Treinta y dos años después de la aprobación de la santa Constitución que consagra igualdades y prohíbe discriminaciones, el Estado supedita los derechos de las mujeres futbolistas a la desfasada normativa de un ente privado como la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Desde mi modesto punto de vista, sufren una ilegalidad tolerada: son negros obligados a viajar en el techo del autobús.

Hasta hace poco, la Federación Española ni siquiera reconocía el profesionalismo femenino. Solo los hombres, a través de la llamada Licencia P, tenían ese derecho laboral. En julio de 2010, la RFEF modificó su reglamento al darle una licencia profesional a las mujeres: la Licencia PRF. Se trata de un pequeño paso hacia adelante, cuando menos desde el terreno formal, puesto que en la práctica mantiene las discriminaciones.

De hecho, la Federación sigue sustentando la profesionalización en la licencia P masculina y no en la nueva Licencia PRF. Esto significa que los clubes femeninos pueden asumir la profesionalidad en solitario, pero no tienen derecho a ser miembros de la Asamblea, a acogerse al convenio colectivo, a dotarse de una Liga de Fútbol Profesional, a beneficiarse de las quinielas y contratos publicitarios, etc. Seguiendo aquel chiste …, si no tienes voz ni voto… de equipos profesionales mixtos ya no hablamos.

Esta política federativa tiene efectos perversos. En primer lugar, empuja los equipos femeninos a la ilegalidad: hay que articular todo tipo de trampas laborales y fiscales para compensar a una jugadora. El mayor riesgo es la desprotección, ya que una joven que se lesione puede pagarlo muy caro.

También favorece la marginalidad y he ahí están los datos: España apenas cuenta con 20.000 fichas femeninas por las 120.000 de un pequeño país como Dinamarca o las 900.000 de Alemania. La consecuencia es que las buenas jugadoras emigran.

Desgraciadamente, poco de esto aprendí en mis años de periodista deportivo hasta que dejé el irreal mundo de los Valerón, Cristiano Ronaldo o Messi. Fue entonces cuando entrené un equipo infantil mixto en el Orzán SD, una de las experiencias más hermosas y pedagógicas de mi vida, y coincidí en ese club con una maravillosa amiga, vecina, campeona de España y entrenadora de la selección gallega de fútbol: Pili Neira.

Mientras el campeón del mundo Iker Casillas jugaba con sus millonarios compañeros, Documentos TV emitía el reportaje Cuestión de pelotas, en el que las jugadoras del Real Jaén contaban sus cosas. Casillas acudirá a recoger el premio Príncipe de Asturias: las jugadoras del Jaén femenino irán a trabajar a la oliva.

__________________________________________________________________

* Xaime Calviño es actualmente socio y fundador de Ecodez, una empresa que presta servicios como community manager para administraciones y empresas. Ha sido director del diario deportivo DEPOR Sport y de la revista RCD Real Club Deportivo. Asumió jefaturas de sección en Xornal de Galicia y La Opinión de A Coruña. Ha sido delegado de El Progreso en Compostela, además de ejercer el periodismo en medios como Faro de Vigo, AGN y El Periódico de Catalunya

__________________________________________________________________

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: