Skip to content

Hacia un deporte mixto

Xuño 30, 2011

Antonio Sangiao

Periodista *

De chaval era bastante inquieto. No me bastaba con jugar a ‘quedas’ o al escondite. Si no quería volver loca a mi familia con mi constante meneo de piernas, o con el incesante golpeo de la parte superior del tronco en el respaldo del sofá, necesitaba hacer algo de deporte.

Lo intenté con el fútbol, pero le encontré un gran inconveniente: se juega con los pies. ¿A qué clase de tipo retorcido se le ocurrió tal cosa? Y, encima, se practica en campos desmesuradamente amplios. El caso es que yo era capaz de correr como un galgo detrás de la pelota, pegarme grandes carreras por la banda y, al llegar al fondo, intentar dar un pase sutil a cualquier compañero (y por compañero quiero decir cualquiera que estuviese en el campo, fuese o no de mi equipo). ¿Clase? ¿Calidad? No. Asfixia. Llegaba tan justito de fuerzas que no quería saber nada de la pelota. La pelota tampoco solía querer saber nada de mí. Era una relación sin futuro.

No obstante, probé de nuevo, esta vez de portero, donde los pies tienen menos que decir a favor de las manos. Pero mis nervios de acero ponían a prueba la paciencia de los entrenadores. Dejaba pasar balones, acompañando su trayectoria con un pase torero, que acababan pegando en el poste. O tenía la sangre más fría que la de un Burman Flash recién sacado del congelador o mi vista de lince era sólo comparable a la de Rompetechos.

Total, que me pasé a un deporte que se jugara con las manos, que suena mucho más civilizado y lógico. Un deporte con altura de miras. 3,05 metros, para ser exacto. El baloncesto. Y, curiosamente, no me fue mal. No me eligieron en ningún draft de la NBA, pero alcancé el nivel suficiente (bajo, pero suficiente) para pasar momentos realmente mágicos.

A estas alturas, los lectores de un blog sobre deporte y mujeres se preguntarán a qué demonios viene todo esto. La tesis de este artículo es que si un tipo 1,68 m. de altura y 56 kilos de peso pudo defenderse en un deporte de gigantes ¿por qué no iba a poder hacerlo una mujer?

El deporte, como el sándwich, mejor si es mixto. Muy especialmente en el ámbito de la educación. Y no solo por un tema de igualdad. No se trata de alimentar una de esas modas que hacen que distingamos entre pelotas y pelotos. Se trata de lograr una mayor integración en la educación, el desarrollo de empatías entre ambos sexos y el fomento de una actividad física que cada vez está más en desuso entre los jóvenes.

Es cierto que, en determinadas actividades, la mayor envergadura física de los hombres (en general) respecto a las mujeres les da una ventaja. Pero para eso están las categorías (por peso, por tamaño, por potencia, no necesariamente por sexo). Y en otros deportes, ni siquiera ocurre eso (no creo que los músculos de Arnold Schwarzenegger supongan una gran ventaja en un campeonato de curling ¿no?). Ni siquiera en determinados ámbitos de deportes considerados masculinos (¿acaso se necesitan músculos, potencia o físico para dirigir entrenamientos?).

Quizás si avanzamos hacia un deporte mixto, primero en la educación y luego, tal vez, en el ámbito profesional (¿por qué no?), demos un pasito hacia una igualdad real basada no solo en el respeto, sino en la empatía, que nos lleve más allá de cuotas, paridades y discriminaciones positivas.


PD: Curiosa denominación la de discriminación positiva. Es como quien habla de un bofetón indoloro. O de la dictadura del pueblo. Por definición, toda discriminación es negativa, toda dictadura, injusta, y todo bofetón duele (y si es de tus padres, encima les duele más a ellos que a ti).

__________________________________________________________________

* Antonio Sangiao cuenta actualmente su estudio propio, Pasquino Comunicación. Durante 10 años dirigió Xornal.com. Fundó y dirigió el diario deportivo Meta Sport. Fue redactor jefe y miembro del equipo fundacional de Dxt Campeón. Formó parte de las redacciones de Radio Voz, La Voz de Galicia, Telelugo, Radio Nacional de España. Es corresponsal de El Periódico de Catalunya.

__________________________________________________________________

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: