Skip to content

¿Y el hombre en el deporte?

Xuño 29, 2011

Noela Rey Méndez

Periodista *

Cuando la gente habla de la incorporación de las mujeres al mundo del deporte, a mí, para ser sincera, me suena a chino mandarino. Soy mujer, me gusta el deporte y no me he incorporado a ningún lado. En los primeros partidos de fútbol que viví ante la pantalla de la vieja Sony Trinitron del bar familiar ninguno de los asiduos se extrañaba o preguntaba por qué la niña cantaba los goles del Celta. Tampoco se me miraba raro cuando me apuntaba al partido de la plaza. Bueno, quizá sí, siempre acababa de portera porque en mi papel de central rocosa dejaba en meras anécdotas las duras entradas de gente como Patxi Salinas. No me incorporé tampoco a un estadio, simplemente le canté a mi tío la Foliada del Celta (aquello de “díxolle ao sobriño o tío o entrar en Balaídos, se gañamos o domingo, fágoche socio de Río). Y entonces socia me hizo. No me sentí tampoco distinta en los campus de balonmano, ni en las competiciones de natación, ni haciendo gimnasia artística.

Sin embargo, algo ocurrió al finalizar la infancia. Pese a no sentirme incorporada a un mundo meramente masculino, sí noté el cambio. Y lo entendí. Antes era una niña, luego una mujer. Entonces fue cuando algunos comentarios empezaron a sonar mal, hasta alcanzar el punto culminante durante un partido de fútbol. Una juez de línea se disponía a situarse en su puesto justo antes de comenzar el choque. “¡Vete a casa a lavar platos!”, se escuchó en la grada. El resorte que me hizo saltar fue contenido por la santa de mi madre que veía como su hija había mudado de corazón celeste a rojo energúmero. Noté que había ciertos sectores que no estaban hechos para ver una mujer en el mundo del deporte. Pero entonces vi a gente como Olga Viza o María Escario en la televisión, leí crónicas diversas en los periódicos y escuché pocas, pero algunas, voces femeninas en la radio. Por suerte el paso de los años va curando las heridas y el tiempo se lleva por delante de forma arrolladora las creencias más obsoletas.

Queda aún por andar, sí, pero el camino más duro ya está superado. El día en que podamos dejar de hablar de “la mujer en el deporte” será cuando veamos el cruce de la línea de meta, porque… ¿quién ha oído hablar del hombre en el deporte?

__________________________________________________________________

* Noela Rey es actualmente jefa de sección en Xornal de Galicia

__________________________________________________________________

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: