Skip to content

Las verdaderas diosas de la grada

Xuño 28, 2011

Grada de General en el Estadio de Riazor / FOTO: SABELA MOSCOSO

 

Silvia Carregal

Periodista *

Desde hace años el porcentaje de mujeres en los graderíos de los recintos deportivos ha crecido de forma considerable. La mayor parte se alejan del estándar que nos meten por los ojos desde la pequeña pantalla. En los asientos de las canchas de balonmano, tenis, hockey, fútbol, baloncesto o cualquier disciplina que se les ocurra, hay hijas, madres, abuelas y nietas. Son amas de casa y trabajadoras de todos los ámbitos y niveles de responsabilidad. Son un reflejo de la sociedad en la que viven. La afición se transmite de generación en generación entre ellas, igual que entre ellos.

Sin embargo, estamos acostumbrados a que cuando las televisiones enfocan a las mujeres que asisten a espectáculos deportivos las cámaras buscan en las gradas a las jovencitas más monas, con sonrisa inmaculada, pelo impecable y maquillaje a juego con los colores de sus equipos. Son mujeres bandera, dicen… yo optaría más por decir que son la antítesis de las verdaderas diosas de la grada.

Los realizadores lo hacen con la disculpa de que la belleza y la juventud vende más, pero no deja de ser un modo de colocar a la mujer como objeto, en algunos casos incluso como reclamo sexual para una audiencia que consideran mayoritariamente masculina. Se sorprenderían si analizasen mejor sus audiencias, cada vez son más las aficionadas al deporte y seguramente superen ya en número a las que salen en sus cuentas de la vieja. Simplemente hacen menos ruido, y ya sabemos que la discreción no vende. Vende lo histriónico, la anécdota, lo superficial, el frikismo… Pero lo cierto es que esa multitud silenciosa que comenta la jugada desde un punto de vista táctico con el vecino de grada son las verdaderas y son la mayoría. Ellas, desde su sencillez, son el modelo, el patrón, lo habitual, sencillamente son lo normal.

A lo mejor no son mujeres bandera, pero sí mujeres con una bandera en mano, la de sus equipos, para animar a sus colores, igual que hacen ellos. Las verdaderas diosas de la grada no necesitan más que su garganta para hacerse notar, desde el susurro con el que comentan un cambio de sistema que no comparten, hasta el grito de ánimo y aliento para el equipo del que son forofas.

 

_______________________________________________________________________________________

* Silvia Carregal  es actualmente jefa de sección en Xornal de Galicia, formando parte desde 2004 de la redacción de Xornal.com. Su formación multidisciplinar le ha permitido ejercer en prensa, radio, internet, televisión y cine. En su trayectoria profesional figuran medios como TVE, Agencia Canaria de Noticias, DxT Campeón, Coruña Televisión o Radio Culleredo

______________________________________________________________________________


 

Advertisements
One Comment leave one →
  1. angeles permalink
    Xuño 28, 2011 10:41 pm

    tes boa razon,pero bueno , os realizadores poden ir cambiando a sua premisa porque, non é universal,e polo tanto non é valida,xa que no caso dos homes que sacan nas suas imaxes por norma xeral é todo o contrario….pero é millor pensar iso que o seguinte…que seria a imaxe sexista de que as nenas monas tamen van o futbol…a realidade e que tanto a nivel xornalistico(fotografos, comentaristas xornalistas….)como a nivel de bancada as mulleres estan presentes de pleno dereito e feito nun reducto que ata fai pouco era só de homes ….e diso non fai tanto tempo.porque lles gusta, o viven e on teñen porque ocultalo

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: